Muestreo

ANALISIS DE AGUAS

PARA USOS AGROPECUARIOS

 

1. - Introducción

 

            Las fuentes de aguas naturales se clasifican, según su origen en:

a) Aguas Meteóricas: lluvia, rocío, nieve, etc.

b) Aguas Superficiales: de deshielo, ríos, lagos, mares.

c) Aguas Profundas: manantiales y pozos (freáticos, semisurgentes y surgentes).

 

        El agua pura es una sustancia formada por Hidrógeno y Oxígeno. En la naturaleza no se la encuentra en el estado absolutamente puro debido a su alto poder disolvente.

            Las aguas naturales son soluciones más o menos concentradas en agua pura de diversas sustancias minerales y orgánicas que provienen del lugar de origen, de la evolución geológica y de factores biológicos actuantes. Además, por su acción mecánica desintegradora pueden arrastrar partículas sólidas minerales y orgánicas en suspensión.

            La composición es muy variable, y prácticamente en ellas se pueden encontrar, en mayor o menor proporción gran parte de los elementos químicos conocidos.

            Estos elementos pueden clasificarse de la siguiente manera:

 

-Metales:

a) Siempre presentes: Sodio, Calcio, Magnesio, Potasio,Aluminio, Hierro.

b) Ocasionalmente presentes y en pequeña cantidad: Manganeso, Cobre, Plomo, Estroncio, Litio, Arsénico, Vanadio, Bario, Boro, Cinc, Cesio, Titanio, Rubidio, Cobalto.

 

-No metales:

a) Siempre presentes: Cloro, Azufre, Carbono, Silicio, Nitrógeno.

b) Ocasionalmente presentes y en pequeña cantidad: Flúor, Fósforo, Iodo, Bromo, Selenio.

 

              Los análisis de rutina con fines agropecuarios no incluyen todos los elementos que teóricamente podrían hallarse en un agua natural, por cuestiones de practicidad y economía. Generalmente se analizan sólo los componentes mayoritarios y más frecuentes. En cada región geográfica, debe efectuarse una selección propia de los parámetros a analizar, de acuerdo al conocimiento de las condiciones naturales y los factores de contaminación presentes por intervención humana (residuos domésticos, prácticas agrícolas y actividades industriales).

            En este informe se hará una descripción de las principales pautas y metodologías a considerar en el Análisis de Aguas destinadas a bebida de hacienda o riego de cultivos.

          No se incluirán aspectos relacionados con la calidad microbiológica ni la contaminación por residuos de plaguicidas y fertilizantes, ya que exceden el propósito de este reporte. Además, con respecto a los productos agroquímicos hasta el presente en nuestro país, la baja utilización de ellos por unidad de superficie en comparación con los países altamente desarrollados ha orientado las investigaciones principalmente a cuestiones de prevención y uso adecuado.

 

 2. - Toma de Muestras

              La toma de muestras es una operación que requiere especial atención a fin de que la fracción a analizar represente realmente al material en estudio. De lo contrario, pueden producirse cambios químicos y biológicos o contaminaciones antes de la llegada al Laboratorio que afecten los resultados e induzcan a conclusiones erróneas.

            Existen ciertas precauciones a considerar según el tipo de agua y los parámetros a analizar. Esto condiciona la clase de envase, la forma de conservación y la frecuencia de análisis. Las normas generales son las siguientes:

 

2.1. - Envase

- Utilizar un envase de aproximadamente 1 litro, de vidrio neutro o plástico, bien limpio, que no tenga olor ni residuos de sustancias ajenas al agua. En general se recomiendan envases plásticos por su menor peso, resistencia a la rotura y menor reacción con los iones del agua. La cantidad mínima para un análisis general es de l litro, pero en casos de determinaciones de varios elementos menores o tóxicos puede requerirse mayor cantidad.

- Enjuagarlo 3 veces con el agua que se desea analizar.

- Llenarlo completamente de modo que no quede aire en él, y cerrarlo herméticamente.

 

2.2. - Lugar de Muestreo

            Según la procedencia del agua, considerar lo siguiente:

           a) Pozos en servicio: dejar correr como mínimo 10 minutos antes de llenar el envase para descartar el agua estancada. Si ha estado fuera de uso durante bastante tiempo, extraer luego de 1 hora de bombeo. Tomar directamente de la cañería ascendente o grifo inmediato al pozo, evitando depósitos intermedios, a menos que se requiera alguna investigación sobre los mismos. Considerar que en los tanques y bebederos de hacienda el agua puede sufrir cambios por evaporación, especialmente en verano, o por actividad microbiológica.

                b) Pozos nuevos: extraer luego de varias horas o mejor aún después de varios días de bombeo en forma similar al caso anterior.

c) Aguas superficiales en movimiento (ríos, arroyos, canales): Tomar en lugares donde la corriente sea normal, evitando la costa, remolinos o remansos. Omitir materias extrañas flotantes (algas, plantas, etc.). Sumergir el recipiente mediante pinzas unos 20 cm por debajo de la superficie dirigiendo la boca en contra de la corriente.

d) Aguas superficiales en reposo (lagos, represas, embalses): tomar en el centro del cuerpo del agua, a profundidad media, moviendo el recipiente en semicírculos. 

En las aguas superficiales también puede extraerse en los lugares donde eventualmente se piense instalar una cañería de bombeo u otra forma de extracción.

  

2.3.- Frecuencia de Análisis

            El análisis proporciona una idea de la composición media de una fuente de agua. En algunos casos puede haber factores que originen cambios significativos, y entonces debe recurrirse a análisis frecuentes cuyo número depende de los factores en cuestión.

            En las aguas superficiales o de manantiales, es difícil obtener una muestra representativa promedio, ya que su composición varía considerablemente a lo largo del año. En estos casos, primeramente deben realizarse varias tomas abarcando las condiciones extremas, p. ej., en épocas de estiaje y crecida o según los períodos de lluvias. En base a estos resultados se establece el sistema de monitoreo apropiado para cada cuerpo de agua en particular.

 

2.4. - Identificación y Datos Complementarios

- Rotular la muestra con etiqueta o marcador resistente al agua, de modo de asegurarse la identidad de la misma.

- Adjuntar una planilla reseñando el mayor número de circunstancias sobre el origen del agua y detalles que puedan influir en su diagnóstico de aptitud, como ser:

  • Propietario- Establecimiento- Localidad.
  • Fecha y hora extracción de muestra.
  • Origen (subterráneo o superficial).
  • Napa - Profundidad.
  • Uso (bebida animal (especie)/ riego).
  • Inconvenientes en personas o animales que la consumen.

 

  • Para riego:

-Características del suelo a regar (permeabilidad, salinidad y Sodio).

-Sistema y duración del riego.

-Cultivos a regar.

 

2.5. - Envío

             Cuanto más corto sea el tiempo transcurrido entre la recolección y el análisis, más fidedignos serán los datos analíticos.

             Como norma general, se recomienda que no pasen más de 48 hs entre la extracción y el análisis, y durante ese período mantener la muestra en lugar fresco o heladera (4 a 10 ºC). No se ha establecido un tiempo máximo permisible entre toma de muestra y análisis, ya que éste varía con la composición de la muestra, el parámetro a analizar y la conservación de la misma.

           En caso de no poder procesar el análisis dentro del plazo óptimo, existen procedimientos y tiempos máximos de conservación según los distintos parámetros a analizar, pudiendo en algunos casos preservarse por varias semanas. Las técnicas de conservación consisten en la acidificación (con ácido sulfúrico o nítrico, a pH < 2), agregado de sustancias químicas o refrigeración a 4ºC. En cada caso deberá evaluarse que las sustancias agregadas no interfieran con las técnicas de análisis.

 

3. - Protocolo de Análisis

Los datos que incluyen los Análisis de Rutina para usos agropecuarios pueden agruparse de la siguiente manera:

 

 3.1.- Identificación de la muestra

 

  • Propietario, lugar, origen, fechas de extracción, recepción y salida de análisis.

 

3.2.- Análisis Físico

 

  • Generalmente se limita a señalar observaciones sobre características físicas notables (turbidez, color, olor).

 

3.3.- Análisis Químico General

 

¨    Abarca los índices básicos y componentes mayoritarios:

 

  • Ph
  • Sales totales
  • Principales Cationes y Aniones
  • Dureza Total
  • Alcalinidad total 
Copyright 2011 Muestreo. Designer Joomla templates. All Rights Reserved.